Beneficios de correr todos los días mínimo 30 minutos

correr

Correr es una de las actividades más saludables y recomendadas que puedes practicar todos los días. Lo ideal es que corras por lo menos 30 minutos todos los días, este ejercicio lo debes realizar con calma, tranquilidad, y a un nivel de intensidad que se adapte a tu capacidad física.

Cuando corres puedes admirar la belleza de la naturaleza, respirar un aire puro y saludable, también, esta actividad la puedes realizar con tu familia y amigos para poder fomentar los lazos de amistad.

Como consejo principal, debes tomar parte de tiempo para que puedas correr con comodidad todos los días. Es muy importante que compres la vestimenta adecuada y correspondiente para realizar este ejercicio correctamente.

Entre los principales beneficios que recibirás al correr diariamente están los siguientes:

1. Mejora las funciones del cerebro
Las personas que corren con regularidad siempre están positivas y llenas de energía. Correr ayuda a que el cerebro permanezca en perfecto estado de salud manteniendo un excelente equilibrio en los neurotransmisores.

Una persona que mantiene saludable su sistema nervioso siempre es segura de si misma, puede ver la vida desde un lado agradable y positivo, y podrá tener la capacidad de poner en practica consejos saludables ideal para mantener un cuerpo sano y delgado.

2. Evita la depresión
Correr es una actividad que tiene una influencia positiva en las funciones del sistema nervioso, principalmente ayuda a mantener un excelente equilibrio y estimula la producción de la serotonina, una sustancia que influye en el estado de ánimo.

De acuerdo a un importante estudio realizado, muchas personas que corren con regularidad expresaron que se sienten llenas de vida cuando realizan esta práctica saludable al aire libre. Al correr, se olvidan de todos sus problemas y ansiedades, pueden estar con más energía en el día, y mantienen una actividad más positiva para enfrentarse en la vida de la mejor manera.

3. Previene el cáncer
Los especialistas en entrenamiento físico avalan que correr es beneficioso para prevenir el cáncer. Las personas que corren y permanecen activas, pueden reducir el riesgo de padecer de cáncer hasta en un 40%

Correr es ideal para prevenir el cáncer de colon, cáncer de mama, cáncer de próstata, y cáncer de pulmón. Cabe destacar que los pacientes que han sido diagnosticos con algún tipo de cáncer, pueden recibir importantes beneficios al correr, podrán tener una mejorar calidad de vida y resistir mejor a esta grave enfermedad.

4. Ideal para la salud de los huesos, músculos, y articulaciones
Correr es beneficioso para mantener una excelente salud en las extremidades. Esta actividad ayuda a prevenir graves enfermedades como ser: la artritis y la osteoporosis.
Las personas de todas las edades tienen que correr todos los días, para que puedan mejorar la flexibilidad de sus articulaciones. Correr es ideal para fomentar la salud de los huesos, gracias a que permite un excelente equilibrio en los niveles de calcio.

5. Ayuda a mantener el corazón sano
Esta actividad física es beneficiosa para la salud del sistema circulatorio. Si corres entre 10 a 15 minutos podrás respirar mejor y mantendrás una excelente circulación en la sangre.
Correr es una actividad saludable que ayuda a reducir en un 45% el riesgo de padecer de enfermedades cardiovasculares.
Es recomendable que realices este ejercicio físico para que te mantengas joven, lleno de vida, con excelente energía, y cuentes con un óptimo bienestar emocional.

Incidencia del sedentarismo en la salud

Concepto de sedentarismo

Interesantemente, la Real Academia Española define el sedentarismo como una actitud personal hacia una vida sedentaria, y al revisar igualmente la definición de este último calificativo, encontramos que la primera acepción que dicha autoridad lingüística da para el mismo tiene que ver con tener una vida de poco movimiento o agitación. Por otro lado, en el sitio web de Doctíssimo, se señala que el sedentarismo está relacionado con la ausencia de actividad física periódica.

Las calorías

Ahora bien, ¿qué tiene que ver el sedentarismo con la salud? Lejos quedaron los días en que los seres humanos debían luchar para conseguir alimentos: hoy en día, por el contrario, nos encontramos con que existen abundantes fuentes de calorías, sobre todo en los países de Occidente. El cuerpo utiliza estas calorías para poder realizar todos sus procesos y permitirnos llevar a cabo nuestras actividades diarias, por lo que, ciertamente, el cuerpo necesita calorías; sin embargo, idealmente debería existir un equilibrio entre la cantidad de calorías que consumimos y las que quemamos, ya que si consumimos más de las necesarias, el cuerpo las almacenará en forma de grasa.

Cómo el sedentarismo impacta la salud 

Es justamente en este punto donde el sedentarismo afecta negativamente nuestra salud de manera importante, ya que una de las formas de quemar calorías es por medio de la realización de actividades físicas y toda vez que el sedentarismo implica un estilo de vida en el que hay escasez de movimiento corporal, tal estilo de vida favorece la acumulación de grasa, lo cual acarrea graves problemas de salud.

Consecuencias de la acumulación de grasa

Entre los efectos que la acumulación de grasa tiene en el organismo pueden mencionarse los siguientes: dificultades respiratorias, problemas a nivel digestivo y hepático, riesgo de contraer varios tipos de cáncer y diabetes tipo 2, deficiente circulación sanguínea, alto colesterol, estrías e hipertensión arterial, entre otros. Así las cosas, el sedentarismo es un asunto serio que requiere de nuestra atención y dedicación, de modo que podamos prevenir los problemas de salud mencionados.

Si desea maximizar los resultados de los consejos a continuación, necesita comprar Clenbuterol “Clembuterol” para ayudar a su cuerpo a quemar más grasa en el entrenamiento.

Vea el video a continuación para saber más sobre Clenbuterol

Cómo combatir el sedentarismo

A continuación señalaremos siete acciones que puedes realizar en tu día a día para paliar el sedentarismo:

1. Caminar: El sedentarismo en muchos casos tiene que ver con que la persona solo se traslada de su casa al trabajo, y cuando debe ir a otros sitios lo hace en carro. Una forma de agregar actividad física a nuestra vida es dedicar unas horas diarias a caminar, lo cual se puede hacer en un parque o en las inmediaciones de nuestra residencia. También, si necesitamos comprar algo o en general hacer cualquier diligencia en un lugar que no queda tan lejos, podemos ir a pie en vez de en coche.

2. Preferir las escaleras: Quienes viven o trabajan en edificios pueden emplear las escaleras para llegar a sus hogares o centros de trabajo. Haciendo esto, por ejemplo, una persona de 68 kg quemaría unas nueve calorías por minuto.

3. Manejar bicicleta: Esta es otra alternativa al uso del coche que además de ayudarte a quemar calorías es amigable con el medio ambiente.

4. Hacer ejercicios caseros: No tienes que dejar de ver televisión para tener un estilo de vida activo, más bien puedes hacerlo mientras realizas ejercicios en una caminadora o elíptica. De ese modo matarás dos pájaros de un solo tiro: harás ejercicios mientras te entretienes.

5. Realizar labores domésticas: Cocinar, limpiar, aspirar… puede que no te parezcan las actividades más divertidas y que hayas contratado a alguien que lo haga por ti, pero ¿qué tal si te digo que si te encargas de hacer personalmente esas labores sería como llevarte el gimnasio a tu casa? Suda esas calorías mientras tu hogar queda reluciente.

6. Unirte a de excursionismo, senderismo, etc: Al unirte a tales grupos no solo aumentarás tu promedio de calorías quemadas semanalmente, sino que también conocerás a otras personas que están igualmente interesadas en mejorar su salud, y ya sabes lo que dicen sobre el que se arrima al buen árbol.

7. Busca videos por internet de actividades físicas de tu interés: ¿Sabías que en Youtube puedes conseguir, entre otras cosas, clases de baile y aerobics? No tienes que ir a la calle para tener un estilo de vida activo.